domingo, 26 de febrero de 2012

3-DE LAS RELIGIONES Y SUS FINALIDADES


Normalmente, contraponer dos o más religiones adquiere como fin principal descubrir aquella que sería cierta, real o correcta por sobre las otras. Bajo esta acción, la esencia motor no es más que buscar el acople a la que no yerra en sus reglas, condiciones y consecuencias. Así entonces, no se hace más que desperdiciar el producto resultante de esa interacción existente de todas ellas dentro de un mismo Universo.
El producto entonces se vislumbra bajo la diferencia de condiciones o razones que esgrime cualquiera de ellas. Desde el punto de vista del catolicismo, el miedo al castigo infunde respeto a la moral. En el Budismo, en cambio, la esencia innata del ser humano bajo el camino de la sabiduría, invitaría con gusto y en búsqueda de grandeza a respetar ciertas normas y comportamientos ideales. E aquí la gracia de la interacción mencionada. Aquél que responde al rigor y al temor, dado su somato tipo y su personalidad, habrá entonces de sumarse al catolicismo, esgrimiendo como único fin el de ser mejor hombre, y cumplir con el concepto de misión que se esconde dentro de uno. El otro, que vislumbra las presiones de los temores como herramientas inconsistentes, habrá entonces de acoplarse (por ejemplo) al Budismo, ya que el mismo proyecta desde otro ángulo, un fin que no es distinto: ser mejor hombre, y cumplir con el concepto de misión que se esconde dentro de uno.
Lo conveniente aquí es descubrir bajo qué grupo de condiciones el ser interno responde a lo buscado. Intentar derrotar religiones diferentes de las de uno, es ignorar la particularidad fundamental que convive dentro de cada hombre.
Dadas estas instancias, no nos debe resultar extraño entonces cuando un hombre de fe, luego de muchos años, se “convierte” a otra religión. Claro está, entonces, que la evolución del alma comprende numerosos cambios internos y de comportamiento, algunos de ellos quizá de tal magnitud, que la religión practicada en busca de la finalidad pasa a ser obsoleta para con la meta en cuestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada